La Guía del Experto Sobre Desengrasantes y Limpiadores de Mantenimiento


¿Qué es un desengrasante?

Un desengrasante es un limpiador diseñado para eliminar grasa, aceites, aceites de corte, inhibidores de corrosión, manchas de manejo, huellas y otros contaminantes comunes en el ensamblaje, estampado, otros tipos de fabricación de metal, refinerías, reparación de motores, hangares de aviones y muchos otros usos. Los desengrasantes tienen diferentes nombres, como limpiador de precisión, limpiador de mantenimiento y específicos para reparación de automóviles, limpiadores de carbono y limpiadores de frenos.

El objetivo de un desengrasante es eliminar rápidamente la suciedad perjudicial, evitando la mayor cantidad posible de lustrado y fregado. Los solventes desengrasantes se envasan comúnmente en aerosol para mayor comodidad. Los aerosoles tienen la ventaja adicional de ofrecer un rociado potente que genera agitación y penetra en todas las grietas de la pieza.

Los desengrasantes a base de agua son comunes en atomizadores de gatillo o recipientes por galones o barriles para la inmersión o la limpieza del sistema por lotes.

Hay equipos especializados disponibles como desengrasantes ultrasónicos o de vapor para una limpieza más automatizada. Estos procesos son más repetibles, por lo que son más adecuados para usos de limpieza más críticos, como la aeroespacial y la médica.

Techspray ofrece una gran selección de desengrasantes y limpiadores de mantenimiento bajo las marcas G3®, E-LINE™, PWR-4™ y Precision-V, que van desde limpiadores económicos para la industria pesada hasta solventes de alta precisión para componentes sensibles.

 

¿Por qué necesito un desengrasante?

La respuesta depende del uso. La contaminación por polvo, tierra, grasa y oxidación puede causar corrosión, resbalones, sobrecalentamiento, aumentar la resistencia eléctrica en las áreas de contacto y muchos otros problemas. Es posible que se necesite desengrasar para preparar para procesos posteriores como la pintura o el enchapado.

Los limpiadores desengrasantes pueden limpiar el aceite, la grasa, los óxidos y la contaminación del manejo de equipos y conjuntos que incluyen:

  • Uniones de cables de metal y fibra óptica
  • Motores y transformadores
  • Controladores Lógicos Programables (PLC, por sus siglas en inglés)
  • Conjuntos neumáticos e hidráulicos
  • Electrónica y equipo eléctrico
  • Medidores/Dispositivos de medición

Los desengrasantes de resistencia industrial son necesarios para eliminar grasa, alquitrán, asfalto, aceite y mugre en este tipo de usos:

  • Embragues, armazones, generadores y compresores
  • Motores y equipos eléctricos
  • Rodamientos, cadenas, cables, poleas y engranajes
  • Frenos, resortes y volantes

 

¿Cuál es la diferencia entre un desengrasante y un limpiador de contacto?

Los desengrasantes son para eliminar el aceite, la grasa, los óxidos y la contaminación de manejo de los equipos y conjuntos, mientras que un limpiador de contactos hace lo mismo específicamente para los contactos eléctricos.

Un limpiador de contactos (también llamado limpiador eléctrico, limpiador de interruptor, limpiador de contacto eléctrico y específico para reparación automotriz, limpiador de terminal de batería) elimina la contaminación de los contactos eléctricos, las superficies conductoras de los conectores, interruptores y otros componentes eléctricos y electrónicos con contactos de superficie en movimiento.

 

¿Qué busco al elegir un desengrasante?

Existen otros factores que pueden tener un gran impacto en el rendimiento y la seguridad:

Inflamabilidad: los desengrasantes a menudo contienen alcoholes y solventes de hidrocarburo muy inflamables. Pueden ser baratos y efectivos, pero pueden ser peligrosos sin una ventilación adecuada, o alrededor de llamas abiertas, chispas (por ejemplo, soldaduras) o superficies calientes. Los desengrasantes no inflamables evitan estos problemas de seguridad, pero generalmente son más caros. Algunos limpiadores no inflamables pueden ser muy tóxicos y contienen solventes peligrosos como el percloroetileno, el tricloroetileno o el bromuro de n-propilo. Los solventes de alto punto de inflamación (a menudo denominados "de alta inflamación") tienen vapores que tienen menos probabilidades de combustionar en temperaturas ambiente normales (por ejemplo, por debajo de 140 °F/60 °C).

Resistencia dieléctrica: si planea alimentar un equipo o necesita encenderlo antes de que el solvente se haya evaporado, considere un desengrasante con una alta resistencia dieléctrica. Asegúrese de conocer el amperaje y el voltaje de los circuitos que está limpiando antes de rociar cualquier cosa sobre los circuitos, y evalúe que tan adecuado es cualquier limpiador que use. La resistencia dieléctrica es el campo eléctrico máximo que el material puede soportar antes de que se rompan sus propiedades aislantes. Cuanto menor sea la resistencia dieléctrica, más probable será que se rompa y permita que la electricidad fluya en ella y haga corto circuito.

Compatibilidad de plástico/caucho: se debe tener más cuidado al limpiar envases de plástico, componentes de plástico, juntas y sellos de goma. Si el desengrasante es incompatible con el plástico, puede agrietarse, fragilizar o ablandar el material. Los sellos de goma pueden hincharse, encogerse o disolverse si se exponen a un solvente fuerte. Siempre se debe probar un nuevo desengrasante antes de usarlo ampliamente.

Toxicidad: el bromuro de N-propilo (nPB), el tricloroetileno (TCE) y el percloroetileno (Perc) son productos químicos altamente tóxicos comúnmente utilizados en desengrasantes para proveer un rendimiento de limpieza en una fórmula no inflamable. Hay casos judiciales documentados en los que los trabajadores sufrieron graves efectos en la salud cuando se expusieron a altos niveles de estos químicos. Los trabajadores reportaron dolores de cabeza, mareos e incluso la pérdida de control de todo el cuerpo. También hay posibles vínculos con problemas reproductivos y cáncer. Todo esto ha provocado que las instalaciones de mantenimiento reconsideren sus elecciones de solventes, especialmente con la limpieza manual cuando la exposición tiende a ser mayor.

Cuestiones medioambientales: los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), los solventes que se suman al smog o los solventes con alto Potencial de Calentamiento Global (PCG) han sido el foco de varios reguladores. Algunas regulaciones estatales (por ejemplo, CARB o California Air Review Board), municipales e incluso específicas de la industria restringen el uso de materiales con alto contenido de COV o PCG.

 PWR 4 Aviation Degreaser

 

¿Cuáles son los procesos de limpieza a considerar para el desengrase?

Métodos de desengrase manual

  • Es común limpiar la grasa y el aceite de las piezas en una mesa de trabajo, estación de trabajo o en el campo, lo que generalmente requiere un método de limpieza manual. Los métodos de limpieza manuales requieren más mano de obra y son menos repetitivos, por lo que los resultados pueden variar de un operador a otro.
  • Aerosol: el envase de aerosol es un sistema sellado que garantiza un solvente fresco en todo momento. La presión y el patrón de rocío pueden agregar agitación, como una acción de fregado. Generalmente se incluye un accesorio de popote para rociar en áreas estrechas.
  • Gatillo de rociado: las botellas de spray son comunes en los limpiadores a base de agua y el alcohol isopropílico (IPA), pero no para los limpiadores agresivos con solventes.
  • Inmersión líquida: la pieza se puede sumergir en una bandeja o cubeta de limpiador solvente, y luego se usan las toallitas, los hisopos y los cepillos para limpiar las manchas duras. Calentar el solvente puede mejorar el rendimiento de limpieza, pero por razones de seguridad, solo debe hacerse con desengrasantes no inflamables.
  • Toallitas e hisopos presaturados: para mayor comodidad, las toallitas están disponibles presaturadas con un solvente suave como el alcohol isopropílico.

Métodos de desengrase automatizados o semiautomatizados

Para la fabricación, el estampado o el formado de gran volumen, o si se requiere una variabilidad mínima, como en usos críticos como la aeroespacial y médico, hay métodos de limpieza más automatizados disponibles.

  • Ultrasónico: el equipo de limpieza ultrasónico utiliza ondas de sonido para separar la grasa y sacarla de la pieza. El equipo ultrasónico generalmente tiene la opción de calentar el material de limpieza para aumentar el rendimiento de limpieza. La contaminación cruzada puede ser una preocupación, así que cambie el solvente regularmente. La limpieza ultrasónica puede ser demasiado dura en piezas y materiales sensibles.
  • Desengrasante de vapor: el desengrase de vapor es el mejor proceso de limpieza para la limpieza crítica, como en usos aeroespaciales y médicos. Las piezas se sumergen en un sumidero de solvente hirviendo o en un sumidero de enjuague con ultrasonidos, y se enjuagan en vapores de solvente. Se requieren azeótropos especializados o solventes casi azeotrópicos para evitar problemas a medida que el solvente se hierve y se reconstituye una y otra vez.
Lavadora por lotes: las piezas son estacionarias en un estante o van en un transportador, y el agente desengrasante (generalmente a base de agua y altamente cáustico) se rocía sobre las piezas.

 

¿Un desengrasante debe ser no inflamable?

Los desengrasantes no inflamables son las opciones más seguras si se usarán cerca de chispas, llamas abiertas o superficies calientes. Techspray tiene varios desengrasantes no inflamables disponibles, incluido el limpiador de mantenimiento G3®, el limpiador de mantenimiento industrial PWR-4 ™ y el limpiador de mantenimiento y removedor de flux Precision-V.
Flammable image

El método más común para identificar la clasificación de inflamabilidad de un desengrasante es el pictograma inflamable (ver el símbolo del diamante arriba) de GHS (Sistema Globalmente Armonizado). Otros estándares, como NFPA (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego) y HMIS (Sistema de Identificación de Materiales Peligrosos), proporcionan una calificación de 0 a 4, siendo cero la calificación más baja de inflamabilidad o no inflamable.

 

¿Necesito apagar la corriente antes de limpiar el equipo eléctrico?

Antes de comenzar a rociar, apague la energía para evitar la posibilidad de chispas, cortocircuitos o descargas eléctricas y otros riesgos de seguridad. Si desconectar la alimentación no es una opción, busque desengrasantes con una resistencia dieléctrica superior a 30 kV (30,000 voltios). Elegir un limpiador no inflamable también agregaría una capa de seguridad en caso de que haya una chispa.

 

¿Debería preocuparme por los envases y componentes de plástico y los sellos de goma cuando desengrase?

Los plásticos rígidos como el ABS, el policarbonato (nombre comercial Lexan) y los materiales acrílicos como el plexiglás pueden ser muy sensibles a los solventes agresivos como el tolueno, el xileno y la acetona. Los solventes a base de alcohol e hidrocarburo tienden a ser mejores en plásticos sensibles.

Las juntas o sellos de goma, silicona u otros materiales elastoméricos (blandos) pueden hincharse o encogerse con la exposición a solventes fuertes. Después de que el solvente se evapora, pueden volver a sus dimensiones originales o cambiarse permanentemente, lo que afecta la efectividad del sello. Los materiales de empaquetadura a base de poliéster o teflón son menos propensos a este tipo de daño por solventes fuertes.

Siempre se debe probar un nuevo desengrasante antes de usarlo en cualquier uso cuestionable, usando cualquier equipo con corriente (y costoso). Si tiene materiales muy sensibles para limpiar, Techspray ofrece el limpiador de mantenimiento E-LINE ™ y limpiador de mantenimiento y removedor de flux Precision-V™ para la mejor compatibilidad de materiales.

 

¿Hay desengrasantes que sean más tóxicos que otros?

El bromuro de N-propilo (nPB), el tricloroetileno (TCE) y el percloroetileno (Perc) son productos químicos altamente tóxicos comúnmente utilizados en desengrasantes para proveer un rendimiento de limpieza en una fórmula no inflamable. Hay casos judiciales documentados en los que los trabajadores sufrieron graves efectos en la salud cuando se expusieron a altos niveles de estos químicos. Los trabajadores reportaron dolores de cabeza, mareos e incluso la pérdida de control de todo el cuerpo. También hay posibles vínculos con problemas reproductivos y cáncer. Todo esto ha provocado que las instalaciones de mantenimiento reconsideren sus elecciones de solventes, especialmente con la limpieza manual cuando la exposición tiende a ser mayor.

Si bien las agencias federales han tardado en regular el nPB, la Dirección Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (OSHSB, por sus siglas en inglés) del estado de California tiene un Límite de Exposición Ocupacional (LEO) de 5ppm y lo puso en su lista como un tóxico para el desarrollo/reproductivo bajo la Proposición 65. Pensilvania lo ha incluido en su lista de sustancias peligrosas. La Conferencia Americana de Higiene Industrial Gubernamental (ACGIH, por sus siglas en inglés) ha listado el Valor Límite Umbral (TLV, por sus siglas en inglés) para el nPB como 10 ppm, pero hay una propuesta para reducirlo a 0.1 ppm. Comparable al TCE, PCE y MeCl en toxicidad, el nPB ha sido denominado por el Programa de Toxicología Nacional (NTP, por sus siglas en inglés) como "razonablemente previsto como un carcinógeno humano". (fuente: NTP, "Report on Carcinogens, Thirteenth Edition: 1-Bromopropane", http://ntp.niehs.nih.gov/ntp/roc/content/profiles/bromopropane.pdf). A partir del 1 de enero del 2018, Ontario, Canadá ha implementado las recomendaciones de ACGIH para el nPB.

Estos riesgos han llevado a las instalaciones de mantenimiento a volver a pensar en sus opciones de solventes, especialmente con la limpieza manual cuando la exposición tiende a ser mayor que los procesos de limpieza más automatizados. El desengrase, por su propia naturaleza, es muy práctico, por lo que el control minucioso de la exposición a sustancias químicas generalmente es muy difícil. ¿Cuántos electricistas ves con un respirador? La mejor opción es evitar los solventes más tóxicos, incluso si son legales y fáciles de conseguir.

     toxic image

El método más rápido y fácil de identificar un posible problema son los pictogramas (vea el símbolo del diamante arriba) de GHS (Sistema Globalmente Armonizado). Si ve el pictograma de toxicidad crónica (diamante que contiene una persona con una explosión en el pecho), eso significa que el producto contiene algo que puede causar efectos a largo plazo. Eso no significa necesariamente un carcinógeno, pero debe incitarlo a mirar detenidamente la Ficha de Datos de Seguridad (FDS). Es posible que deba tomar medidas extraordinarias para reducir la exposición personal, o si eso no es posible en su uso, evite el producto por completo. El pictograma de toxicidad aguda (diamante que contiene un cráneo y huesos cruzados) significa que el producto puede tener un impacto en la salud a corto plazo. Nuevamente, revise la FDS cuidadosamente si ve este símbolo

Ningún desengrasante Techspray contiene solventes tóxicos como nPB, TCE y Perc. Si bien aún debe prestar atención a las advertencias de la etiqueta, la FDS y usar el equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) adecuado, los requisitos no serán tan exagerados para mantenerse dentro de un rango seguro de exposición.

 

¿Existen problemas ambientales con el uso de desengrasantes?

Los compuestos orgánicos volátiles (COV), los solventes que se suman al smog o los solventes con alto potencial de calentamiento global (PCG) han sido el foco de varios reguladores. Algunas regulaciones estatales (por ejemplo, CARB o California Air Review Board), municipales e incluso específicas de la industria restringen el uso de materiales con alto contenido de COV o PCG.

Para complicar las cosas, varios organismos definen y miden de manera diferente los COV. Un limpiador de contacto puede considerarse bajo en COV según la definición estándar de la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente), pero puede ser alto según CARB. Si el objetivo es un COV bajo, Techspray vende limpiadores con COV mínimo con la marca Precision-V™.

 

Techsprays ofrece una variedad de solventes, desengrasantes industriales y limpiadores a base de agua que le permiten hallar el producto adecuado para sus necesidades de limpieza. Los limpiadores de mantenimiento limpian el aceite y los contaminantes de las partes metálicas, placas de circuitos impresos, instrumentos de códigos de barras, cajas de interruptores, cajas de engranajes y motores. ¡Techspray ha producido limpiadores de mantenimiento Blue Shower durante más de 30 años, lo que hace de Blue Shower un elemento básico en los departamentos de mantenimiento de todo el mundo!

Techspray ofrece una variedad de solventes y limpiadores a base de agua y desengrasantes industriales que permiten a los clientes hallar los productos adecuados para sus necesidades de limpieza. Elegir un limpiador fuerte y de alta calidad ahorra tiempo y dinero. La grasa y el aceite fluyen de inmediato, lo que reduce el tiempo y los materiales necesarios para limpiar las manchas difíciles. Nuestros productos de resistencia industrial están disponibles tanto en opciones de desengrasante en aerosol como en envases a granel.

Techspray tiene una amplia variedad de limpiadores a base de agua y solventes para desengrasado por vapor, limpieza ultrasónica, quitar flux en línea y por lotes, y usos de aviación y aeroespaciales. Para obtener ayuda para resolver problemas de limpieza y calificar nuevos productos y procesos, póngase en contacto con Techspray en tsales@techspray.com o al 678-819-1408.

No terminó de enviar su información para solicitar una muestra